Pasta de sal para modelar

La pasta de sal es una de las mejores masas que hay para trabajar el modelado. Es una masa que se consigue con pocos ingredientes, es barata, sencilla de hacer y no es tóxica.

Esta actividad va a dirigida a niños de todas las edades, e incluso a adultos. Según la edad del niño se pueden modelar objetos más o menos complicados. Cuando son muy pequeños puede servir simplemente como experiencia sensorial: tocándola, rompiéndola, tirándola e incluso llevándola a la boca (en estos casos mejor no poner colorantes alimentarios).

La pasta de sal presenta a los niños un mundo de sensaciones, les permite desarrollar la motricidad (sobre todo en edades tempranas) y fomenta la creatividad.

Ingredientes:

– 1 taza de sal fina

– 2 tazas de harina

– 1 taza de agua

En un bol se echa la sal y la harina. A continuación se va añadiendo el agua poco a poco y se va amasando. Si se echa demasiada agua la masa se pegará en las manos y habrá que añadir más sal y más harina. Hay que seguir amasando hasta que la masa tenga la consistencia adecuada.

¿Cómo se sabe esto? Pues cuando ya no se pegue en las manos; y cuando la masa esté completamente unida y no se parta con facilidad al cogerla.

pasta de sal, modelar, manualidades, welcome kids

La masa podemos dejarla blanca para modelarla y pintarla una vez se seque o podemos darle color con colorantes alimentarios. En este último caso hay que poner el colorante en el agua que echemos y no en la masa, para que quede teñida de manera uniforme. Y si queremos masa de varios colores podemos repetir el proceso pero poniendo la mitad de los ingredientes para que no salga tanta cantidad.

Se pueden modelar un montón de cosas: figuritas, comida, adornos navideños, collares, etc. Para hacer las figuras se pueden usar cortadores de galletas o de plastilina.

pasta de sal, modelar, manualidades, welcome kids

Las creaciones se tienen que dejar secar al aire libre por lo menos un día y después hornearlas durante 15 – 20 minutos a una temperatura máxima de 100 ºC.

Y por último se pueden pintar con témperas.

La pasta de sal aguanta muchísimo tiempo si se conserva en la nevera envuelta en papel film o metida en un tupper. Es conveniente sacar solo la que se vaya a usar porque se seca con el aire. Antes de usarla hay que sacarla de la nevera para que se ponga blandita y se pueda modelar bien.

¿Te animas a probar con tus hijos? Seguro que pasan un buen rato entretenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *