Crónica del Sansan Festival 2016 a cuatro manos (dos grandes y dos pequeñas)

Polock

Parece que fue ayer cuando el Sansan Festival comenzaba su andadura en la Playa de Gandía y hace ya algunas semanas que terminó su tercera edición. Una edición que comenzó con dudas y cambios de última hora pero que enderezó su camino en cuanto los grupos comenzaron a pasar por sus escenarios. Esta crónica está escrita desde la perspectiva de las familias que decidieron acercarse a dicha celebración con sus hijos. Para ello he requerido la ayuda de una joven reportera que nos quiere ofrecer una visión diferente del festival.

Hola me llamo Celia y tengo 7 años. Este año me lo he pasado muy bien porque han tocado muchos grupos que me gustan. Ahora os voy a explicar los puestos de comida. Había puestos de palomitas, algodón de azúcar (mi favorito), perritos calientes, tortillas, noodles, comida japonesa, churrería, kebab y comida árabe. Además de comida podías comprar ropa, joyas y gafas. También había baños, una ambulancia y un muñeco que se llama Sansito.

market

Foto: Sansan Festival

Es cierto que esta Zona de día, novedad de este año, quedó completamente deslucida con la cancelación del escenario que debía poner banda sonora a las mañanas del festival en la zona de comidas y mercadillo.

Así que pusimos todas nuestras energías en las tardes del festival. El buen tiempo se unió a la selección de grupos consagrados en este horario creando un ambiente perfecto para el disfrute de la música en familia durante los cuatro días. Tocaron antes de ponerse el sol artistas importantes como Christina Rosenvinge, Ángel Stanich o Pollock. Aquí reseñamos, en nuestra humilde opinión, los más destacados:

Sr. Chinarro

Antonio Luque fue el encargado de abrir el festival el jueves por la tarde, y lo hizo con una selección de temas de varios de sus discos entre los que destacamos “Todo acerca del cariño” y “Un rayo verde”. Clásicos modernos para toda una generación de padres que pudieron marcarse unos pasos de baile junto a sus vástagos. Luque estuvo amable y dio las gracias al público por asistir al festival a esas horas más proclives a la merienda que a darlo todo frente a un escenario. El goteo de gente fue incesante para acabar el concierto frente a una audiencia de lo más interesante.

Pues a mí me pareció muy chulo y estuve bailando muy a gusto. No me enteré mucho porque estuve todo el rato bailando las canciones y disfrutándolas.

elsa

Foto: Sansan Festival

Chucho

Justo al acabar el concierto de Sr. Chinarro comenzaba el de Chucho en el escenario contiguo. Esta tarde de jueves fue la que más niños juntó demostrando que la selección de grupos era perfecta para aquellos padres que crecieron en los 90s escuchando los temas de Antonio Luque y Fernando Alfaro. Chucho venía a presentar el disco que publicará en pocas semanas. Las nuevas canciones sonaron potentes y totalmente integradas en el repertorio anterior del grupo. La gente estuvo quizás algo fría hasta que sonaron temas como “El ángel turbio” (bajo la neblina del paso de la tarde a la noche, como comentó Alfaro) y, sobre todo, “Magic”, uno de los momentos mágicos del festival.

El concierto de Chucho me gustó pero estaba muy cansada de tanto bailar con una amiga que se llamaba Gala y estuvimos dando saltos y saltos y yo ya estaba muy cansada. Las canciones nuevas me gustaron pero me gustaron más las canciones de los discos anteriores, sobretodo la que conozco (se refiere a “Magic”) que sentí que se la dedicaba al público.

Foto: Sansan Festival

Foto: Sansan Festival

Mucho

El sábado a las 16:30 de la tarde hacía un sol de justicia, pero fuimos unos cuantos los que luchando contra el sopor de la siesta nos acercamos a ver a Mucho al Sansan. Colocados los miembros del grupo cerca unos de otros y en formación semicircular, desplegaron todas sus armas desde la primera canción. Fue un viaje de rock y de psicodelia con temas que iban in crescendo hasta terminar en una orgía de guitarras. La mayoría de su repertorio estuvo dedicado a su nuevo disco, aunque también sonó la fantástica “Grupo Revelación”.

De este concierto recuerdo que primero iban tocando todos súper fuerte hasta que temblaba el suelo y que cada vez iba un poco más fuerte de ritmo. Mi hermana se durmió encima de mi padre porque estaba cansada de tanto jugar y fue raro que con mucho ruido se durmiera pero porque para ella las canciones eran como nanas.

mucho


Nos alegramos de que el festival haya promovido una vía de disfrute para las familias con hijos con entradas gratuitas para ellos (aunque se demostró que algo insuficiente: las entradas para los niños se agotaron enseguida) y grupos importantes en horarios de tarde. Una pena que la comentada cancelación de los conciertos en la zona de día, que podría haberse convertido en el estímulo necesario para unir a más familias alrededor del festival.

Yo lo recomendaría porque aprenden muchas canciones y pueden disfrutar del ritmo y no estar siempre haciendo deberes y pueden soltarse un poco a bailar. Lo que más de gustó fue que tocasen las canciones que conocía y la que más me gustó fue la de “instrumentos de las fieras” (se refiere a la canción de Mucho “Grupo Revelación).

El cambio de lugar de celebración, que suponía un descenso en el aforo del festival, puede verse desde fuera como un paso atrás del mismo. No obstante, creemos y deseamos que sirva para coger carrerilla para futuras ediciones del mismo.

Foto: Sansan Festival

Foto: Sansan Festival

A mí me gustaría que la gente fuera al Sansan a pasárselo bien, a disfrutar, a bailar con el corazón pero no a pagar para entrar y decir “toma dinero y dame una bebida”, o para hacer pipí y luego irse o para estar en el concierto ahí todo aburrido. Si te gusta, baila con el corazón, no con las piernas.

One Comment

  1. Wowww vaya fichaje tienes!!! Para tener 7 años la nueva reportera, hace muy buenos comentarios y el último el mejor: baila con el corazón no con las piernas” me encanta!!

Deja un comentario