Mezcla de colores por capilaridad | Experimentos

Para acercar la ciencia a los niños hay que hacerlo de manera divertida y los experimentos sencillos son perfectos para que observen, manipulen, piensen y lleguen a conclusiones por ellos mismos.

El experimento que os contamos hoy, a pesar de tener un nombre un tanto complicado para los niños, es muy sencillo y explica qué es la capilaridad. Para que entiendan mejor el experimento podemos ponerles el ejemplo de cómo una planta absorbe el agua cuando la regamos o de cómo una flor absorbe el agua de un jarrón a través del tallo, que sería el conducto capilar.

La capilaridad es una propiedad que tienen los líquidos que hace que puedan subir o bajar por un tubo capilar (conducto muy estrecho y de pequeña sección circular).

Este experimento se puede hacer de varias formas. Nosotras hemos hecho dos variantes para observar distintos comportamientos de los líquidos.

¿Qué necesitamos?:

  • Tres vasos de cristal.

  • Agua.

  • Colorante alimentario o témperas. Nosotras hemos usado colorante alimentario en gel.

  • Dos servilletas de papel blancas.

 

En primer lugar pondremos agua en cada vaso de cristal y echaremos un poco de colorante de distinto color para poder observar mejor cómo va avanzando el agua por la servilleta. Removemos bien hasta que el colorante se haya disuelto bien.

capilaridad liquidos de colores

A continuación vamos a enrollar las servilletas. Cuanto más apretadas las enrollemos mejor las podremos manejar y al quedar más finas habrá menos posibilidad de que se toquen una con la otra.

Una vez enrolladas pondremos una que vaya de un vaso a otro en forma de puente. Es importante que los extremos toquen el fondo de ambos vasos.

capilaridad paso 1

Con la segunda servilleta haremos lo mismo, la enrollaremos y haremos que una el vaso del centro con el del extremo que quede vacío. Repito que es muy importante que ambas servilletas no se toquen.

capilaridad paso 2

Una vez conectados los vasos tendremos que esperar con paciencia. Lo mejor es dejarlo todo en un lugar que no moleste e ir animando a los niños a que vayan a observar qué ocurre cada cierto tiempo.

Como se ve en la foto el líquido de cada vaso ha ido ascendiendo por ambos lados, hasta que ha llegado a un punto donde han coincidido ambos flujos y se han frenado. Es curioso ver como no se mezclan los colores.

capilaridad final

Como las nenas no acababan de entender qué había pasado, decidimos hacer otra versión del experimento. Esta vez pusimos los dos vasos de los extremos con agua y colorante y el vaso del centro lo dejamos vacío.

Conectamos los tres vasos como hicimos con el anterior experimento y lo dejamos toda la noche.

A la mañana siguiente el líquido rojo había ascendido por la servilleta y descendido hasta el vaso del centro depositándose en él, y lo mismo había ocurrido con el líquido azul. De manera que en el vaso del centro se habían mezclado ambos colores.

Y bueno, los experimentos siempre resultan más divertidos y estimulantes si nos ponemos unos guantes de látex, una bata, una mascarilla y unas gafas de plástico. De esa forma los niños se sienten científicos de verdad.

¿Os animáis con el experimento? Si conocéis otros experimentos para observar la capilaridad nos encantaría que nos los contarais.

 

 

2 Comments

  1. Hola Vanessa, oye genial experimento, creo que lo voy a poner en práctica con mi hermana pequeña.
    Me encanta la calidad de las imágenes porque se puede apreciar perfectamente el cambio de color y de la humedad de las servilletas.

    • Es un experimento muy chulo porque tienen que ir observando. Al principio les cuesta entender lo qué pasa pero puedes hacer la otra versión y lo entienden mejor.

Deja un comentario